viernes, 11 de febrero de 2011

Retiro de meditación


Para que sirve un retiro?

Para parar, cortar con la monotonía del día a día, cortar con la vorágine, cortar con los hábitos, y en esa pausa ver que es lo que está pasando....

Hacer un retiro cambia nuestra perspectiva sobre nuestra vida.
Permite volver hacia dentro, reconectarnos con nuestra alma, con nuestro ser.

Los lugares de retiro están apartados del bullicio de la sociedad.

Suelen tener un estrecho lazo con la naturaleza.

La incomunicación, el aislamiento, la naturaleza, la meditación y los rituales que se llevan adelante hacen posible lograr un grado de espiritualidad, imposible de alcanzar en la vida cotidiana.

viernes, 28 de enero de 2011

Meditar en la muerte


Los budistas tibetanos tienen la muerte como una enseñanza más y por lo tanto un tema posible de meditación.

Esta meditación sirve para despegarse del cuerpo físico y no caer un apego complicado , en un culto al cuerpo.

Consiste en sentarse tranquilamente y comodamente.

Visualizarse como un cuerpo muerto.

Poco a poco, se va visualizando como se descompone la materia orgánica.

Se llega al esqueleto y al fín este se convierte en polvo.

Se tiene que hacer la visualización lenta, muy lentamente.

Hasta conseguir disolver el miedo igual que se disolvio la forma física.

Así también se disolverá el ego.

Nada es permanente.....

Sólo la verdad....

martes, 14 de septiembre de 2010

Meditar en la respiración


Meditar es un estado de consciencia tranquilamente alerta.
Es ese estado de atención que nos permite darnos cuenta de todo sin provocarnos actividad o letargia.
Para poder estar atento hace falta algo de concentración pero sin caer en una abstracción de lo que nos rodea o de lo que somos.
Existen multitudes de practicas o ejercicios de entrenamiento de meditación.
El más sencillo es el observar la respiración.
Observar la inhalación, el aire que entra en nuestra nariz, en nuestro pulmón.
Observar la exhalación, el aire que sale lentamente, vaciando tranquilamente por la nariz y sobretodo vaciando completamente.
Observar el movimiento del cuerpo.
Observar el movimiento de la mente, de los pensamientos.
Observar el fluir de la respiración, el fluir de la vida.
Inhalamos al nacer y exhalamos al morir.
Respirar, vivir, fluir.
Medita, medita.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Medito

Medito.
Observo.
Todo está tan presente.
Nada importa.
Todo importa.
Soy todo.
No soy nada.
Soy el universo.
El universo está dentro de mi.
Paz.
Felicidad.
Respiro.
Medito, medito.

jueves, 29 de octubre de 2009

¿QUIÉN SOY?


¿Quién soy? ¿Cuál es el proposito de mi existencia? ¿Por qué algunas personas parecen llevar una vida más agradable que otras? ¿De dónde vengo y a dónde voy?


Estas son las clásicas preguntas que prácticamente todo el mundo se hace alguna vez en su vida. Algunos se esfuerzan durante toda su existencia en tratar de hallar las respuestas. Otros cesan de buscar, o , simplemente, dejan las cuestiones de lado, al ser absorbidos por la rutina y el acontecer de cada día. Pero hay otros que encuentran las respuestas y llenan sus vidas de plenitud y felicidad.


El sentido de la vida hay que encontrarlo sumergiéndose muy, muy profundamente en uno mismo. Sin embargo, los hombres, distraídos con los asuntos de la vida, rara vez se detienen un momento en sus ocupaciones para tomar consciencia de lo que occurre en su interior. Apenas notan que su mente está siendo constantemente bombardeada por las percepciones de los sentidos. A menudo, las personas, hasta no llegar a una situación crítica de extrema desgacia, no se detienen a pensar en qué es lo que están haciendo con su vida.

La meditación es la práctica por medio de la cual se propicia una constante observación de la mente. Requiere un tiempo y un lugar que es preciso utilizar regularmente en la tarea especifica de descubrir ese pozo infinito de sabiduria que hay en nuestro interior.

Swami Vishnu Devananda

miércoles, 30 de septiembre de 2009

QUE IMPLICA LA MEDITACIÓN??


Lo primero es vaciar la mente por completo de todo lo conocido; la segunda es una energía no dirigida ni controlada. A partir de ahí, la meditación también requiere la más elevada forma de orden, orden en el sentido de terminar por completo con el desorden generado por la contradicción y una estado de la mente que no sea lo individual. Debemos descartar del todo la idea de practicar un método, porque lo más importante es si la mente, que incluye el corazón, el cerebro y todo el organismo físico, puede vivir sin distorsión ni compulsión alguna y, por lo tanto, sin esfuerzo alguno. Por favor, hágase esa pregunta a sí mismo; todo esto es meditación.Nuestras mentes están distorsionadas, han sido moldeadas por la cultura en que vivimos, por las estructuras religiosas y económicas, por el alimento que ingerimos, etcétera; le damos a la mente una determinada estructura, la condicionamos y este condicionamiento es una distorsión. Únicamente cuando no hay distorsión la mente puede ver con claridad, con pureza, con inocencia y de manera completa. El primer paso es la capacidad de mirar, el arte de escuchar, de mirar sin distorsión alguna, lo cual significa que la mente debe estar en absoluta quietud, sin un solo movimiento. Ahora bien, ¿puede la mente que está en constante movimiento permanecer completa y absolutamente en silencio, sin ningún movimiento, sin método, sistema, práctica o control alguno?



La mente debe vaciarse a sí misma de todo el pasado para que sea altamente sensible y no puede ser sensible si existe la carga del pasado; sólo una mente que ha comprendido todo esto es la que puede formular la pregunta, pero al formular la pregunta no obtiene una respuesta, porque no hay respuesta. La mente se ha vuelto altamente sensible, por tanto, sumamente inteligente y la inteligencia no tiene respuestas, en sí misma es la respuesta. El observador no tiene cabida porque la inteligencia es lo supremo.En ese momento la mente ha dejado de buscar, no desea experiencias más elevadas y, por consiguiente, no utiliza la capacidad de controlar. Vea la belleza de eso, señor, no controla porque es inteligente; sólo actúa y trabaja, por lo tanto, en el mismo acto de la inteligencia desaparece el estado dual; todo esto es meditación. Es como una nube que comienza en la cima de un cerro junto con unas cuantas nubecitas pequeñas y a medida que avanza cubre todo el cielo, el valle, las montañas, los ríos, los seres humanos, la tierra; lo cubre todo. Eso es la meditación, porque la meditación abarca todo el vivir, no sólo una parte.Únicamente entonces la mente puede permanecer en silencio, sin un solo movimiento, no por un instante, porque ese instante no tiene duración, no pertenece al tiempo. El tiempo solamente existe cuando está el observador que experimenta ese silencio y dice, “quiero tener más”. Por lo tanto, como ese instante de absoluto silencio e inmovilidad no pertenecer al tiempo, tampoco tiene pasado ni futuro, de manera que esa inmovilidad, esa quietud absoluta está más allá de todo pensamiento; y debido a que ese instante no tiene tiempo, es eterno. Una mente libre de toda distorsión es, de hecho, la verdadera mente religiosa, no así una mente que va al templo, que lee los libros sagrados o que repite rituales por hermosos que puedan ser, tampoco lo es una mente saturada de imágenes impuestas o propias. El vivir no está separado del aprender y en esto hay una gran belleza, porque después de todo, el amor es eso. El amor es compasión, pasión, pasión por todo; y cuando hay amor no existe el observador, no hay dualidad, la dualidad del 'yo' que ama a 'alguien', ni el 'alguien' que me ama a 'mí', sólo hay amor, no importa que sea a uno o a mil; sólo existe el amor.Cuando hay amor, uno no puede actuar mal, haga lo que haga, pero nosotros tratamos de hacer las cosas sin amor ?viajar a la Luna, los maravillosos descubrimientos científicos? y, por lo tanto, todo termina mal. El amor sólo puede existir cuando no está el observador, es decir, cuando la mente no está dividida en sí misma como uno que observa y lo observado, sólo entonces existe esa cualidad del amor; si la tiene, eso es lo Supremo.



Extracto de un diálogo en Nueva Dehli, 1956 KRISHNAMURTI

martes, 28 de julio de 2009

Meditación de los dos corazones


¿Qué es?
Desarrollada por el Gran Maestro de Pranic Healing y Yoga Arhatica, Choa Kok Sui, escritor de gran renombre internacional y autor de numerosos libros en muchísimas idiomas y lenguas sobre el Arte y la Ciencia del dominio del Prana, y de las estructuras sutiles del cuerpo-, la Meditación de los Dos Corazones, Corazones Gemelos, es una técnica para alcanzar la Paz y la Iluminación।
¿Por qué debemos meditar?
Nuestro ritmo de vida actual es vertiginoso y muy exigente, dejándonos apenas un corto tiempo para relajarnos y descansar। Este estilo de vida hace que cada vez más y más personas sufran enfermedades diversas a causa del estrés। La fatiga crónica, la ansiedad, el mal humor y el insomnio, son solo algunas de las consecuencias que podemos sufrir por causa de nuestra vida moderna, sin contar la magnificación de nuestras emociones inferiores como la agresividad, la competencia desmedida y el egoísmo। Todo esto hace que debamos considerar seriamente el equilibrar todas estas energías groseras inferiores con nuestras energías supremas y más refinadas, por ello una técnica de meditación simple y poderosa nos ayudará a superar estos obstáculos.
¿Para que sirve?
Esta meditación, activa y desarolla dos de los centros de energía más importantes del cuerpo: el chakra del Corazón y el chakra de la Corona। Estos chakras son similares en su forma el uno con el otro, de ahí que esta técnica de meditación lleve el nombre de la "Meditación de los corazones". A través de la practica regular de este tipo de meditación, el practicante podrá experimentar el despertar de sus emociones supremas, la limpieza y el equilibrio de todos sus chakras y su aura, y un gran flujo de Energía Divina a través de todo su ser. Los beneficios de esta práctica son inmensos, y van desde el mejorar los estados de salud y la calidad de vida, hasta el lograr la Paz interna y la meta más ansiada de todo meditador: La iluminación. Quizás, lo más asombroso de esta meditación sea la posibilidad que ofrece de poder compartir toda esta energía con el Planeta Tierra y todos los Seres que lo habitan, y por medio de ello poder colaborar en la sanación de todos los procesos negativos que ocurren día a día. También es posible dirigir part de parte de esta energía directamente hacia nuestros seres queridos, y de esa manera sanar diferentes situaciones y conflictos que les estén afectando. Un dato intersante es el saber que 7 (siete) personas reunidas y meditando con la técnica de los Corazones gemelos, equivalen a 100 (cien) meditando individualmente... Tal es el poder de esta meditación cuando se la realiza el grupo!!!
¿Quienes pueden practicar?
Para la práctica de esta meditación no se requiere conocimiento o experiencia previa alguna, sino el deseo de estar y sentirse mejor, y compartir con los demás। Todas las personas mayores de 18 años y que no sufren enfermedades físicas pueden beneficiarse de esta meditación sin ningún tipo de problemas y beneficiarse en gran manera de sus efectos. Igualmente, deberán siempre ser supervisaods por practicantes experimentados que pueden guirles y orientarles en sus prácticas y experiencias, así como también dar respuesta a sus dudas e inquietudes.
¿Con qué frecuencia se debe meditar?
Meditar es un ejercicio que requiere de constancia y regularidad para poder apreciar realmente los beneficios. Aunque la Meditación de los Corazones Gemelos ofrece resultados casi instantáneos y "milagrosos", es recomendable meditar al menos una vez por semana y en grupo para que los resultados obtenidos sean permanentes.